Resignación

Siempre era lo mismo, aquella sensación tan difícil de ignorar que lo envolvía tan fuertemente y lo relegaba a un estado en el que solo le restaba pensar que no era capaz de sentir.
Tan pronto la conoció esta sensación se fué atenuando hasta volverse un sentimiento más bien molesto y estorboso para lo que hasta ahora había sido su estilo de vida basado en una concepción unilateral del mundo.
En polos totalmente opuestos en cuanto a forma de ser y de pensar nadie se hubiera imaginado que creciera entre ellos ningún tipo de relación, y sin embargo, en tan solo un año de conocerse nació entre ellos una profunda amistad, que al incio no parecía más que la domesticación, por parte de ella, de algún felino salvaje que poco a poco se convertía en el más inocente gato doméstico ante el imponente movimiento de sus manos.
El tiempo transcurrió y la vida los llevó a hacerse más cercanos, pero sería esta cercanía la que el destino usara burlonamente para mostrarles la imposibilidad de estar juntos. De alguna manera ambos lo sabían, pero nunca quisieron aceptarlo, hasta que llegó la definitiva separación.

Anuncios
Acerca de

Estudiante de la Facultad de Ciencias UNAM, desde hace unos años. Soñador y loco, enamorado...

Publicado en Minificciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías
A %d blogueros les gusta esto: