Luna

Tan solo unos minutos sin tí
y mi corazón comienza a entristercerse,
el recuerdo quiere llenar tu ausencia
sentir tu voz que viaja por mi mente
tocar tu aroma, ese aroma dulce
y tan suave que ilumina mi cielo

Una tormenta agita el mar de mi alma
y en mis ojos penetra la luz de tu sombra
de ese rostro en la penumbra,
de tu silueta recostada en mi destino
y tus palabras acariciandome lentamente.

Eres mi enfermedad, la causa de mis dichas
de mis anhelos y mis pesadillas,
¿cómo curarme de esta increible felicidad
que se entristece cuando te extraño?
La única cura que conozco eres tú.

Anuncios
Acerca de

Estudiante de la Facultad de Ciencias UNAM, desde hace unos años. Soñador y loco, enamorado...

Publicado en Poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías
Posts Más Vistos
A %d blogueros les gusta esto: