Estafas tecnológicas gubernamentales

El uso de las tecnologías de al información se ha incrementado de tal manera que actualmente no hay elementos de nuestra vida diaria que no involucren su uso. Pero hay incluso elementos de nuestra vida diaria en los que sin pensarlo tomamos parte. El hecho de ser ciudadanos de cualquier país implica que el dinero que aportamos como contribuyentes financía el progreso tecnológico de los aparatos gubernamentales de nuestra nación, esto incluye la compra de tecnología a otras empresas, compra de software y desarrollo de software.
En esta entrada me voy a referir muy en particular al gobierno mexicano y uno de los fraudes / “derroche de dinero” más fáciles de ocultar: el software.

El desarrollo de software se ha popularizado como una actividad exclusiva de personas altamente especializadas que en consecuencia “saben lo que hacen”. Sin embargo, en mi experiencia como desarrollador de software sé de sobra que, como ocurre en muchos otros ámbitos en México, hay gente incompetente y que “no sabe lo que hace” dedicada a un trabajo especializado. Además de eso, el desarrollo de software no es una actividad trivial, por lo que nadie puede garantizar un software libre de errores (actividad humana a fin de cuentas).

Dada la naturaleza del software y las restricciones que empresas privadas como Microsoft imponen sobre él, muy pocos saben cómo funciona realmente el software que usan y en consecuencia no pueden saber que tan “bien hecho” o “mal hecho” está. El software se comercializa sin distribución de código fuente (software privativo) y nosotros jamás sabremos lo que ese software hace realmente cuando lo usamos.

Hasta aquí podría parecer un problema que se podría evitar simplemente no utilizando software privativo, pero es un problema que nos afecta simplemente porque hay otros que lo usen, en particular nos afecta que el gobierno lo use.

Aquí viene el primero de los más grandes fraudes del gobierno mexicano: la compra de software privativo. Los costos de licencias son enormes y son un gran negocio que ha favorecido a muchas empresas de software privativo como Microsoft quien no solamente cobra las licencias por el uso de Windows en casi cualquier dependencia de gobierno, sino que además cobra licencias por el uso de otro software utilizado en los gobiernos como SQLServer o Sharepoint Portal.
Con el uso de estos sistemas privativos el gobierno nos ata al pago de licencias y nos somete a esperar ciegamente que cuando un error o algún hueco de seguridad ocurre, la gente que lo distribuye lo arregle, lo cual puede ir de unos meses a nunca.
El gobierno mexicano nos ha atado a estas empresas sin nigún tipo de licitación (el software libre representa un costo mucho menor y podría ganar cualquier tipo de licitación de software) al punto en que le resulta difícil pagar por las licencias de software que ha adquirido.
Podríamos pensar que estos problemas se deben al desconocimiento del gobierno, pero sus acciones nos dejan ver que es, como muchas otras cosas, la rectificación del compromiso de seguir enriqueciendo a los más ricos a costa del dinero del pueblo.

El segundo gran fraude es el desarrollo de software. El gobierno mexicano cuenta con infinidad de portales en internet con diferentes funcionalidades, ademas de diversas aplicaciones internas que utiliza cada dependencia de gobierno, cuyo costo es realmente elevado y no necesariamente se realiza de la mejor manera. He conocido el código fuente de algunas aplicaciones web del gobierno mexicano, no voy a especificar cuáles ya que acepté un acuerdo de no divulgación, y he visto graves problemas comunes en ellos que pueden significar un derroche de dinero injustificable por parte del gobierno y es muy probable que estos problemas se encuentren en la gran mayoria del software desarrollado para el gobierno.
Si el gobierno trata estas aplicaciones como software privativo y no nos muestra la fuente no podemos saber cómo se estan haciendo las cosas y ese software puede representar un derroche de dinero por los siguientes motivos, los cuales se de sobra que ocurren actualmente en muchas aplicaciones del gobierno mexicano:
– No se lleva un control de versiones: Ocurre frecuentemente que cuando no se tiene un control de versiones, los cambios realizados a la aplicación se quedan en algún dispositivo de almacenaje no determinado que en caso de perder su ubicación implica rehacer nuevamente todos los cambios, generando un costo innecesario.
– No se siguen estándares de codificación: Algunas aplicaciones son escritas por gente inexperta que no sigue estándares, dificultando el reusar o extender esas aplicaciones. Cuando una persona debe modificar el código perdera mucho tiempo en entender el código original, generando un mayor tiempo de análisis y por ende un costo mayor.
– No se define una arquitectura extensible: Muchas aplicaciones son escritas “para salir al paso”, aunado a la falta de estándares, sin contemplar posibles mejoras y extensiones que deberían tener en cuenta al definir la arquitectura de la aplicación, lo que resulta en que cualquier cambio a la aplicación genera un gasto innecesario al tener que modificar gran parte de ella o incluzo rehacerla para poder agregar un cambio.
– Carencia de documentacion de desarrollo: La documentación de desarrollo es muy importante para que cualquier nuevo desarrollador pueda saber qué se hace y cómo se hace, haciendo su integración al equipo de desarrollo más rápida y sencilla, reduciendo el tiempo de aprendizaje y por ende los costos.
– Desconocimiento de diseño de bases de datos: Una base de datos mal diseñada genera gastos innecesarios en código de desarrollo y en el hardware que la soporta. Un mal diseño de base de datos implica una baja en la eficiencia de la base por lo que se debe comprar un hardware de mayor capacidad a medida que la base crece. Los costos de escalamiento de una base de datos son muy altos.
¿Por qué es un fraude? El gobierno hace licitaciones para desarrollo de software a empresas privadas (como Hildebrando) que reciben grandes cantidades de dinero y no necesariamente hacen un buen trabajo. Al menos no podemos saberlo si no contamos con el código fuente para que podamos examinarlo

La solución a estos dos grandes fraudes es simple: el uso de software libre. Uso de software libre dentro de todas las entidades de gobierno y hacer software libre todo aquel software desarrollado para el gobierno, con lo que tendríamos una verdadera transparencia en los procesos gubernamentales.

Actualmente no existe en México un marco legal para regulaciones de software, es un ámbito un tanto olvidado pero que tiene una gran relevancia en nuestra vida diaria, este post es para mostrarles uno de los tantos aspectos en los que el tener conocimiento del software es importante para todos.

Anuncios
Acerca de

Estudiante de la Facultad de Ciencias UNAM, desde hace unos años. Soñador y loco, enamorado...

Publicado en Software Libre
5 comments on “Estafas tecnológicas gubernamentales
  1. quetzal_caido dice:

    Tu propuesta de hacer el software libre aquel software desarrollado para el gobierno no implica que sepas como se hacen las cosas, supongo que te refieres a que el software desarrollado para y en el gobierno sea de código abierto, indago ésto por la intención que tiene tu propuesta.

    Dicho lo anterior, te comento que crear un software cuyo cógido sea abierto no asegura por nada la calidad que éste pueda tener, implica procesos, acuerdos y buenas practicas.

    Es por ésto que me gustaria complementar tu propuesta a: que ademas de que el software desarrollado para y en el gobierno sea de código abierto, también sean abiertos sus procesos, acuerdos y practicas a lo largo del ciclo de vida del mismo.

    Ésto implica acuerdos entre dependencias, lo cual suena casi un milagro pero no imposible.

    Me pongo a tu ordenes para llevar a cabo ésta propuesta.

    Atte: Un desarrollador del gobiernp.

    • abunaineko dice:

      Software libre implica apertura de código, con lo cual podemos examinar qué es lo que el programa hace, a esto me refiero al decir “saber cómo se hacen las cosas”.
      Estoy de acuerdo en que la calidad del software no depende solo de que un código sea abierto, pero siendo abierto podremos conocer su calidad a nivel de código, el cual es uno de los proncipales problemas actualmente. El modelo de desarrolo Bazar (del libro El bazar y la catedral) es un modelo de desarrollo abierto que ha mostrado ser muy efectivo y un buen ejemplo de que la apertura de código es benéfica para el desarrollo de software.
      Muchas gracias por tu respuesta y por tu disposición a colaborar.

      • quetzal_caido dice:

        Replicando: El termino “codigo abierto” se creo con la finalidad de evitar confusiones con relación al Free Software (Software Libre), siendo este el software que no tiene costo pero no necesariamente tiene codigo abierto.

        Concluyendo: Al parecer el termino que utilizo es desde el punto de vista pragmático y tu utlizas un termino desde el punto de vista ético.

        Era de esperarse ésta clásica confusión y uso de ambos términos. Es por ésto que yo te recomiendo escribir en terminos de objetivos o no de definiciones, sobre todo cuando lleves ésta propuesta con nuestro querido gobiero.

        Solo una cosa más, podrías proporcionarme datos acerca del algún proyecto mexicano que halla utilizado el modelo de desarrollo Bazar, lo he comenzado a leer, me ha parecido interesante, mas no novedoso, me imagino que los últimos modelos basan sus ideas en éste, ya que he encontrado sugestivas coincidencias.

        Saludos y suerte.

    • abunaineko dice:

      Muchas gracias por tus comentarios y observaciones.
      Por favor no confundir el término “Software libre” el software es libre efectivamente desde un punto de vista ético y relacionado con libertad, NO con el precio. Una de estas libertades es precisamente la de poder examinar y modificar el código, por lo que todo software libre es de código abierto, aunque no al contrario. El software de código abierto tiene otra filosofía, pero coincide con la del software libre en la de la apertura del código fuente.
      Para conocer la definición de software libre http://www.gnu.org/philosophy/free-sw.html
      Para conocer más sobre los software libre http://www.fsf.org/

  2. pablo dice:

    Algo parecido pasa en Chile, donde el gobierno y especificamente el ministerio de educación tienen a Microsoft como el único “estandar” permitido.

    Por ejemplo, el encargado de la PSU (una deplorable Prueba de Selección Universitaria, usada para seleccionar qué estudiantes pueden entrar a la universidad, pero de una forma bastante deficiente), dijo que Internet Explorer es el navegador más seguro de todos y que es mejor que Firefox, Safari, Shii, Opera o cualquier otro, y para poder inscribirse a dar dicha prueba de nivel nacional, debes hacerlo con Internet Explorer y con Windows.

    Tambien lo que pasó hace un tiempo, que el gobierno de Chile hizo un acuerdo con Microsoft, para que entreguen computadores “buenos” a los colegios. Por supuesto solo aprenderan a usar porquerias como IE o MS Word, pero no a usar un navegador o un editor de texto.

    Y otra cosa que pasó es que para redactar una ley contra la pirateria, un diputado usó una versión pirateada de MS Word. Paradójico, ¿cierto?

    Aunque por lo menos hay mucha gente (incluyendome a mí) que no usa solo Windows y que trata de mostrar las ventajas del software libre, lo cual es ventajoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías
Posts Más Vistos
A %d blogueros les gusta esto: